Home SOCIEDAD

Carnaval

 

 

 

UN POCO DE HISTORIA

TRES DÍAS DE CARNAVAL

La localidad de Eugi fue uno de los pocos pueblos de Navarra en donde después de la guerra (1936-1939) se mantuvo la celebración del Carnaval; la prohibición se limitó al hecho de disfrazarse, pero la música y la gastronomía no perdieron su protagonismo. Se celebraban estos los tres días anteriores al Miércoles de Ceniza.

Domingo.- Al amanecer salían los mozos pidiendo de casa en casa. Música de la tierra a ritmo de txun txun (txistu y atabal), algo de queso, longaniza, y buen trago de la bota… era el ambiente de esa ronda. Ante cada casa no faltaba una canción, siempre la misma, con la que se pedían alimentos para cenar a la noche en la Posada; decía así la letra:

INHAUTE KOSKOTE

ZERRI ZAHAR BAT HIL DOTE

TXINGER PIXKET

EMAIN DIKOTE

Lunes.- El protagonismo de este día lo tenían los escolares. Imitando a los mozos, recorrían en esta jornada los niños cada una de las casas del pueblo recogiendo alimentos para hacer después una buena merienda.

Martes.- Por tercer día consecutivo se salía a pedir. Esta vez volvían a ser los mozos, y el escenario de la cuestación eran las bordas. Una a una, con el acordeón por delante, se iba haciendo el recorrido por las viejas sendas de siempre. Por la noche, con todo lo recogido, se hacía una buena cena, y ésta, como el Carnaval, culminaba con las cuentas de esos tres días.

Diseño y Desarrollo: Anet.es | Fotos: Goio Seminario